Blog

Artículos sobre arte y literatura, poesía, novedades y reflexiones.

Lección de historia

Noviembre 25, 2018

Lección de historia

«Las herramientas del amo no destruirán la casa del amo».
(Audre Lorde)

Nacieron marcadas por la pesadumbre de la horca.

Ojos con brillo de centella. Labios educados para la risa pero no para la convicción.

Torturadas hasta la idiotización. Secuestrada su palabra hasta la anulación de los sentidos. Silenciadas con sayales y perlas, bocados de plata y relojes de otoño. Obligadas a cerrar la boca con una angustia vagamente procesada.

Como si la culpa y el sexo no fueran esclavos del orgullo de la herida.

No hubo lástima en el recuerdo de madrugada.

Más de cien mujeres que avanzaban con la voz ronca. ¡Y era tan pronto! Ni siquiera era aún el siglo XX y ya caminaban erguidas.

Con alas de fundente plomo recorrían todos los confines del mundo con las manos atadas sobre sus frentes desnudas.

No había mar ni nieve suficientes para cubrir tanta grandeza.

***

Fueron alistándose una a una hasta que el ejército reventó de risas. ¡Ya se contaban por millones!

Avanzaron. Sin soltar, ni por un instante, las velas del destino que portaban con las manos cubiertas de cortes.

Calcinaban con su fuego purificador todo rastro de sangre y animaban cada zancada con sus reivindicaciones de medianoche.

Todo eran cánticos y policromía. Y versos a la luna madre.

Estrellaron la fe de todo un universo contra rocas puntiagudas como senos de invierno. Y se prepararon para la reconquista, para la reocupación del espacio.

Hubo llantos y quejas de los hombres. Mugrientas emociones ocultas tras máscaras de incredulidad.

Pero esto no fue suficiente: El júbilo siempre será más poderoso que el miedo al retroceso.

Entonces, y solo entonces, abandonaron –inexorablemente– el campo y clavaron su bandera de libertad sobre el edificio más fálico de la ciudad.

Destrozando dogmas, atravesando fortalezas de odio, embistiendo contra la tradición.

Alcanzando la cumbre del cielo con sus propias herramientas de paz.

Visto 600 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.